CONVERSACIONES EN VALENCIA 2018

 

Palau de Forcalló sede del Consell Valenciá de Cultura

14 y 15 de abril de 2018

Asociación Foros de la Concordia de Alcañiz y Consell Valencià de Cultura

 

INTRODUCCIÓN

Las conclusiones emanadas de los dos primeros foros animan a la creación de Grupos de Trabajo que desarrollen las ideas consensuadas y propicien espacios de reflexión con continuidad temporal en relación a los temas tratados. El Manifiesto fundacional de nuestra Asociación define de manera clara un ámbito territorial, una voluntad de proyecto común, de participación en la construcción europea y de primacía del humanismo ético como

El objetivo fundamental de las Conversaciones en Valencia 2018 es crear un espacio de reflexión intelectual en el que se pueda abordar con racionalidad el planteamiento de proyectos de cooperación, fórmulas para la resolución de conflictos y explorar horizontes de futuro. Por ese motivo se ha diseñado el encuentro como una Conferencia de expertos por la cooperación en los territorios de la antigua Corona de Aragón.

 

Título primero:  CONVERSACIONES EN VALENCIA 2018

Título segundo: Conferencia de expertos por la cooperación en los territorios de la antigua Corona de Aragón.

 

ORGANIZACIÓN

Esta Conferencia de expertos se articula en varios Grupos de Trabajo, que inicialmente serán seis y tratarán aspectos derivados de los dos primeros foros (Economía, Lenguas y Patrimonio Artístico) así como otros complementarios (Historiografía, Turismo y Patrimonio y Aspectos Jurídicos).

La Conferencia nace con una clara vocación de continuidad. Cada Grupo de Trabajo tiene independencia para organizarse. Los temas de estudio e informes a elaborar lo serán a propuesta del propio grupo, de la Asociación o de entidades públicas y privadas; pero siempre con vocación de servicio al interés general y en pro de la concordia.

Fomentar la cooperación interterritorial es uno de los objetivos fundamentales de las Conversaciones y ha de presidir la actuación de los Grupos de Trabajo.

 

CONSIDERACIONES GENERALES

En relación al ámbito territorial, es evidente que el de los territorios de la antigua Corona de Aragón no tiene entidad jurídica ni legitimidad representativa reconocida, como tampoco la tienen otras entidades territoriales con fuertes vínculos históricos, económicos y de relación social como las Veguerías catalanas u otras también supra-comarcales como el Bajo Aragón Histórico. El marco jurídico constitucional y estatutario español no ha desarrollado una normativa que facilite la cooperación interterritorial. Plantear fórmulas para mejorar ese marco normativo ha de ser uno de los trabajos del Grupo Jurídico. 

En la Comunidad Europea se promueve todo tipo de cooperación interterritorial a cualquier nivel y ese espíritu de colaboración también debe impregnar la actuación de los poderes territoriales en los diversos estados de la Unión. Desarrollar la cohesión social ha de ser un objetivo del poder político; pero ese desarrollo no debe alimentar identidades excluyentes que facilitan el enfrentamiento, ni eludir otros niveles de integración territorial. El Grupo Historiográfico ha de tener un papel fundamental destacando los aspectos de nuestra historia que ponen en valor lo que nos une más allá de lo que separa y divide, aunque esto último debe tenerse presente para evitar la reproducción de errores históricos.

Las intensas relaciones económicas entre nuestros territorios son también un elemento estructural muy importante y por ello, elaborar proyectos comunes ante los retos del futuro será una dedicación primordial del Grupo de Trabajo de Economía.

Destacar aspectos y características comunes a través de proyectos que faciliten la integración social, ha de ser el objetivo fundamental de los Grupos de Trabajo en el tema que les es propio. El concepto de Patrimonio o Legado Cultural Común a los territorios de la antigua Corona de Aragón ha de presidir las tareas de los Grupos de Trabajo concernidos. No más disputas por temas que han de ser objeto de cooperación y más trabajo conjunto para desarrollar ese patrimonio y ponerlo al alcance de todos los ciudadanos. El desarrollo del turismo cultural es una herramienta muy efectiva para facilitar la buena relación entre nuestros pueblos. Reconocerse en un legado cultural común es una vía fundamental para la cohesión social y establecer futuros proyectos de cooperación interterritorial.